Teatros fronterizos en migración

Teatro Maicao Circuito
Teatro Maicao Circuito

EL Laboratorio de Maicao, en su 2ª versión, fue coordinado por el Maestro Giovanni Covelli Meek, con apoyo del Coordinador Local Yolvis Alberto Guerrero Páez. Se desarrolló del 11 al 25 de junio de este año. Se propuso desarrollar intervenciones escénicas alrededor de la idea de la frontera y sus problemáticas, en este caso de la frontera con Venezuela. Los participantes fueron 33 personas ente 15 a 50 años, de diferentes etnias, conformándose un grupo intergeneracional e intercultural.

En el proceso realizado se ajustaron los contenidos a trabajar a partir de los conocimientos teatrales de los participantes. En este se desarrollaron prácticas de entrenamiento actoral tales como; atención, manejo de la espacialidad, creación de situaciones de representación, dominio corporal. También se trabajaron ejercicios conceptuales y se abordó la investigación, hasta consolidar una acción escénica que se presentó públicamente.

Contexto. “(…) Maicao es una ciudad de más de 100.000 habitantes, siendo centros de actividad comercial importante. (…) Esta es centros de comercio y de confluencia de personas venidas de otras partes del país, así como del exterior. Además, es ciudad fronteriza (…), de modo que en ella la actividad comercial, legal e ilegal, determina importantes dinámicas sociales y culturales.

Su población ha estado expuestas a los efectos directos del contrabando y el narcotráfico.

En lo que respecta a la actividad teatral en particular, es interesante señalar que (…) en Maicao, durante las décadas de 1970 y 1980 se conformaron grupos que alcanzaron alguna influencia, dirigidos por maestros vinculados al movimiento del teatro universitario de esta época. Se reconoce allí el trabajo del maestro Armando Rada, a la cabeza de la agrupación Yunke Teatro, de John de la Rosa, quien dirige la compañía Ojo Blindao y del Teatro de la Universidad de La Guajira. Así mismo, vale la pena resaltar la existencia de grupos que se dedican al teatro religioso.

La co-evaluación de realizada por los participantes de este Laboratorio señaló principalmente que lograron entender el teatro en el contexto social específico, así como conocer las capacidades de cada quién y darse cuenta de las dificultades que se presentan en toma de decisiones grupales. Otro logro señalado es que motivaron su imaginación poética para recrear situaciones a través de la escritura como herramienta de transformación del pensamiento, en pro de la puesta en escena, y haber conocido diversas formas de relatos. Dicen que aprendieron a interactuar de manera más armónica y a expresarse mejor delante del público. De otra parte, se considera positivo haber enfrentado la situación de prevención que se tiene con los venezolanos, recién llegados a la región, al trabajar sobre contextos de frontera como el que determinó el muro de Berlín, en contraste con la frontera entre Maicao y Venezuela. Se pensó sobre lo que implica el éxodo y los desplazamientos de lugar, motivando indagaciones particulares y un aprendizaje no sólo teatral sino para la vida comunitaria misma. Según los participantes, tanto el Maestro coordinador del Laboratorio como el Coordinador local fueron muy atentos las necesidades del proceso.

Se realizaron circuitos barriales mostrando los trabajos “en construcción”, así: El 25 de junio en el corregimiento de Paraguachón con la obra Erase una vez un rey del grupo Ojo Blindao, en la que cuatro recolectores de basura o trabajadores de calles, de manera jocosa, develan la viveza política de quienes siempre quieren el poder para ellos, mostrando la realidad de nuestro ámbito político. También circularon las obras: La droga y el sida de Timoteo Teatro, un musidrama que busca contarles a las personas que la droga y los excesos son malos, y Azucena la cena del grupo Seamos Luz. Este es un sketch sobre una conversación cotidiana en un restaurante.

En Maicao, el Laboratorio dejó las siguientes capacidades instaladas: dar continuidad al trabajo autónomo siguiendo con la concreción de una obra bajo la dirección del Director de la casa de la Cultura y del Coordinador local del presente Laboratorio. Además, el Coordinador local sostendrá un taller de entrenamiento actoral en la Casa de la Cultura con el nombre de: Ensamble Maicao.

Para hacer una más contundente gestión del Laboratorio, los participantes Recomiendan hacer un diagnóstico más completo de la población antes de la formulación del proyecto. También consideran importante buscar mecanismos para que el acompañamiento formativo se realice de manera continuada como, por ejemplo, con la ayuda de plataformas virtuales que permitan la realización de cursos teóricos, o estableciendo convenios con las universidades que ofrecen programas académicos relacionados con el teatro, para así poder ampliar los referentes artísticos en estas comunidades. Además, le recomiendan al Ministerio surtir las bibliotecas y realizar compilaciones de materiales teóricos, didácticos y artísticos que amplíen el acervo cultural. Concluyen que si bien el Laboratorio incidió significativamente en su formación teatral, esperan tener la posibilidad de continuar con el trabajo en un espacio con mejores condiciones físicas que en el que trabajaron.

Linea: 
Linea 1