Enraizarte Teatral

Teatro Providencia
Teatro Providencia

Laboratorio Coordinado por el Maestro Bladimir Bedoya, con apoyo de la coordinadora Saray de la Cruz Ojeda que se desarrolló del 25 junio al 9 julio de 2017. En este participó un grupo de 33 personas de distintas edades, entre estas: docentes y educadores del sector no formal, artistas plásticos independientes, estudiantes de Licenciatura en pedagogía en preescolar, actores, actrices y líderes comunitarios, varios de los cuales son raizales de las islas de Providencia y Santa Catalina y otras que están radicadas allí, provenientes de diversos lugares de Colombia. Este Laboratorio se propuso reflexionar sobre las prácticas y enfoques pedagógicos de los maestros participantes, mediante ejercicios que fortalecieran técnicas de actuación, el reconocimiento de elementos propios de la expresión cultural del territorio como fuente de creación dramática y el juicio apreciativo. Basados en Juegos teatrales para clown, con elementos que luego fueron aplicados al aula de clase por parte de los maestros participantes, lograron crear conciencia de expresiones y valores propios. En este proceso se cuestionó qué del campo del teatro se está transmitiendo a niños y jóvenes, porqué y cómo. Se elaboró una propuesta de cartilla para la enseñanza del teatro.   

Contexto. “Por ser una isla caribeña, Providencia ha estado expuesta a la influencia de diferentes culturas (africana, holandesa, francesa, inglesa, española) y, aunque en menor medida que San Andrés, ha recibido flujos importantes de turismo. Recientemente ha recibido mayor atención del Estado a raíz de los conflictos sobre el territorio marítimo desatados por el fallo de la Corte de La Haya que en 2012 admitió la soberanía de Nicaragua sobre algunos territorios insulares del archipiélago colombiano. Esta atención se ha visto reflejada sobre todo en mejoras de infraestructura y servicios. Sin embargo, la isla afronta problemas sociales como una alta tasa de desempleo y tensiones entre isleños y foráneos venidos de la zona continental. No hay instituciones de educación superior (sólo los programas de formación técnica del SENA) y los jóvenes afrontan la pérdida de la lengua creole y de su identidad cultural.

La más importante expresión artística en la isla es la música, con géneros como el reggae, el raga y el calipso, y el municipio cuenta con un teatro y un estudio de grabación. El evento más importante en el que se reúnen distintas expresiones es el Festival Folklórico de Providencia (como se llama actualmente al Carnaval), aunque también algunos grupos participan en eventos en la isla vecina de San Andrés, en especial el festival Ethnic Root.  Igualmente, se conserva la tradición del ragtime, un evento en que la comunidad se reúne en torno a la tradición oral. La práctica del teatro en la isla se ha caracterizado por ser de grupos de amateurs, constituidos desde los años ochenta, los cuales no tienen visibilidad en el Festival Folklórico. Entre los maestros que practican teatro se destaca a Yolanda Hooker, que lidera grupos informales vinculados a la iglesia, y también crea sus propias obras; y Mr. Jhon Tylor (muerto recientemente) y Ms. Dionisia Gomes, a la cabeza del grupo Bottom House Theater, el único constituido legalmente en el municipio. Estos maestros se han preocupado por recuperar la tradición oral y las costumbres de los raizales”.

En la co-evaluación Los participantes de este Laboratorio señalan que se adquirió mayor conciencia de la gestualidad personal en el intercambio de anécdotas narradas por los jóvenes y los mayores, lo que se prestó para explorar diversas técnicas de construcción de personaje, de entrenamiento actoral, y algunos aspectos de dirección teatral y de dramaturgia. También manifiestan, que se logró mayor rigor en aspectos técnicos para llevar a escena las creaciones de carácter colectivo surgidas en el laboratorio a partir de experiencias personales, y aquellas derivadas de historias y costumbres de la cultura raizal isleña como el ragtime. El Laboratorio dio espacios para la reflexión crítica sobre las prácticas pedagógicas de los educadores participantes, y les ofreció a estos herramientas de mejor comunicación y socialización en el aula. Se expresa además, que el Laboratorio animó una mejor comunicación entre los raizales y los otros miembros del grupo.

Sobre la labor del maestro coordinador y la coordinadora local, se resalta su aporte al entregar materiales escritos y digitales para los ejercicios, y su compromiso con el quehacer teatral en los colegios y en el territorio.

Capacidades instaladas: El maestro coordinador dejó material bibliográfico y video gráfico de apoyo para la labor docente de los participantes y sobre el teatro, así como bases para desarrollar proyectos de teatro por grupos de interés. Se motivó a Casa Lúdica para que presente los proyectos a la convocatoria de Concertación del Ministerio de Cultura.

Expresan que fue difícil convocar al público al espacio donde se realizó el Laboratorio. Recomiendan realizar acompañamiento de las creaciones resultantes del laboratorio. Concluyen que es necesario continuar con un próximo Laboratorio que incluya la elaboración de proyectos pedagógicos.

Linea: 
Linea 2