Dimensiones dramatúrgicas y clínicas teatrales

Teatro San Jose Circuito
Teatro San Jose Circuito

El Maestro Javier Gámez con apoyo de la coordinadora Local Ingrid Fontecha desarrollaron este Laboratorio del 3 al 17 de junio, con la participación de 40 personas de diferentes edades, la mayoría de ellas integrantes de grupos de teatro de San José, otras del taller de escritores del Guaviare, antropólogos, agricultores, estudiantes de colegio, y la Directora de la Biblioteca Municipal. Se propuso evidenciar y aplicar las posibilidades narrativas del hecho dramático a través de experiencias de escritura teatral, animación de objetos y clínicas sobre montajes. Se trabajó en dos escenarios: Con el grupo urbano se logró generar un espacio de creación e investigación interdisciplinario, desde una perspectiva contemporánea, al profundizar en aspectos dramatúrgicos, y al aportar elementos de análisis y de estímulo creativo en los procesos de puesta en escena, de diseño y creación de proyectos teatrales.  Con relación a las clínicas teatrales, el trabajo se enfocó en ejercicios de animación, revisión dramatúrgica y evaluación de la obra El hojarasquín del monte, del Colectivo Macatá, lo que se concretó en un proyecto creativo enfocado al teatro de títeres.

Contexto. San José del Guaviare, capital departamental, centros de actividad comercial importante, y de confluencia de personas venidas de otras partes del país. (…) Esta población ha estado expuesta a los efectos directos del conflicto armado, del narcotráfico y de otras dinámicas que generan situaciones de vulnerabilidad, como la prostitución, las adicciones y el pandillísmo.

En lo que respecta a la actividad teatral en particular, es interesante señalar que en San José del Guaviare durante las décadas de 1970 y 1980 se conformaron grupos que alcanzaron alguna influencia, dirigidos por maestros vinculados al movimiento del teatro universitario de esta época (…), se destaca la labor de Jairo Duarte y, dirigido por él, el grupo Inconformes Teatro, aún activo y con una importante trayectoria y continuidad en procesos de formación. Igualmente, están activos los grupos Papalanthus, la Corporación Tercer Planeta y el Colectivo Guachinacal. Además en la vereda Boquerón se encuentra el colectivo Macatá.

La co-evaluación de este Laboratorio señaló principalmente que se  logró adquirir conciencia del cuerpo y de formas de relacionarse con los objetos; motivar a los participantes a entrar en un mayor contacto con la vida de la que hacen parte; darse cuenta y sorprenderse con la posibilidad de poner en escena narraciones escritas en el Laboratorio; reflexionar sobre lo que está pasando y ha pasado en la región, advirtiendo que San José es una ciudad de colonos, y que hay un choque cultural entre estos y los indígenas. Además, expresan los  participantes del Laboratorio, que a través de la escritura dramática, se logró visibilizar el trabajo en teatro que se hace en la región y en el municipio e indagar en sí mismos, de manera “muy honda”, visiones interiores que permanecían dormidas. También se percibe como logro haber abordado el estudio de elementos esenciales de la dramaturgia clásica, a partir de modelos como: Cadena básica del drama de Lavandier,  la estructura aristotélica, la pirámide o estructura dramática de Freytag y El viaje del héroe de Campbell. Para los miembros del Laboratorio, la labor del maestro coordinador del Laboratorio y de la la coordinadora local se suma a la lucha por hacer visible el teatro en la región.

Como proyección de este Laboratorio se realizaron 3 presentaciones y 1 socialización así: el 15 de junio en la vereda el Boquerón, territorio en donde se ubica una de las zonas de concentración del proceso de paz, la obra Hojarasquín del Monte, con la participación de 22 personas; el 16 de junio en la Biblioteca Municipal se presentaron resultados de los talleres de animación y se hizo lectura  de avances del texto dramático; el 22 de julio, en la Corporación Tercer Planeta, se presentó la obra Picnic en el campo de batalla, montada por seis integrantes del  grupo Papalanthus (SENA), y se socializaron dimensiones dramatúrgicas y clínicas teatrales, con la asistencia de 50 espectadores; el 5 de agosto, en la Casa del Río, los grupos de teatro Inconformes, Papalanthus y Tercer Planeta presentaron Antígona y el despertar del cuerpo.

De este Laboratorio quedaron las siguientes capacidades instaladas: material bibliográfico recomendado a la biblioteca de la Corporación Cultural Tercer Planeta, cerca de treinta títulos, y grupos entusiastas por continuar fortaleciendo el teatro en la región. Se recomienda a manera de autocrítica, ser más puntuales con los horarios acordados para emprender el trabajo colectivo. Al Ministerio: extender el tiempo de trabajo de los laboratorios, duplicarlo si es posible, y visitar a las comunidades rurales, así como dar herramientas que ayuden a crear redes de difusión virtual y a estar más pendientes de lo que pasa con el teatro en el mundo y en el país. Concluyen que es necesario que el Laboratorio continúe dando ayudas para seguir avanzando y profundizando en la formación en dramaturgia.

Linea: 
Linea 1