Aquí estoy yo. Hacía un estado del arte en la formación teatral en San Onofre

Teatro San Onofre
Teatro San Onofre

Este Laboratorio en su 1ª versión, fue coordinado por la maestra Vera Ramírez, con apoyo de la coordinadora local maestra Lina Marqueza Rodríguez, se desarrolló en 15 jornadas que se fueron dando entre el 1º de junio y el 15 de julio. En este participaron 43 personas, entre estas: Docentes de las Instituciones educativas municipales con edades entre los 42 y 60 años, líderes de procesos culturales, y jóvenes en su mayoría entre los 14 y 24 años, interesados en las expresiones artísticas escénicas, casi todos con proyectos en común. Estos últimos, participan en los grupos de teatro de los colegios de Pajonal, y Jóvenes Ambientalistas de Berrugas. Otros pertenecen al Proyecto de Reporteritos de Paz y a la Biblioteca María Mulata del Rincón del Mar. Se propuso cuestionar y motivar las prácticas docentes, artísticas y culturales del municipio con miras a lograr la modificabilidad simbólica del pensamiento de la comunidad, de modo que se transformaran sus comportamientos y prácticas sociales y artísticas, y se reconociera y fortaleciera la riqueza de la tradición oral local y otros elementos de su identidad cultural.

Contexto. “San Onofre tiene una población mayoritariamente afrodescendiente, aunque también constituida por colonos. En este municipio, los foráneos se han constituido en terratenientes, añadiendo a la vocación ganadera de la economía, la de los cultivos de palma y conteca. En menor medida, se ha mantenido una economía de pesca. La ubicación estratégica de San Onofre, en contacto con el mar Caribe y los Montes de María y atravesada por la troncal que une a la costa con el interior del país, lo convierten en un punto estratégico y lo han puesto también en el centro del conflicto armado, produciendo un grave fenómeno de desplazamiento forzado. La población de este municipio, además, afronta diversos problemas que reflejan una grave situación de descomposición social, como la pobreza extrema, la prostitución y el embarazo entre adolescentes, la adicción, las pandillas y el microtráfico. Todo ello se suma a la falta de oferta educativa después de que los jóvenes terminan la secundaria.

En la vida cultural del municipio son importantes eventos como las fiestas patronales, las corralejas, las peleas de gallos, los velorios a los santos y diversos festivales de canción, integración cultural y gastronomía celebrados en diferentes corregimientos. La práctica del teatro en San Onofre ha estado vinculada desde la década de los noventa a las instituciones educativas, impulsada sobre todo por maestros del Área de Lenguaje. En el 2000, la Universidad de Antioquia realizó un programa dedicado al juego dramático. En el municipio no hay grupos de teatro constituidos formalmente y tampoco redes en torno a la práctica teatral. Sin embargo, quienes están interesados en formarse en teatro han encontrado en la Casa de la Cultura un aliado importante. Es la primera que San Onofre es focalizado por los laboratorios de formación teatral”.

La co-evaluación del Laboratorio, realizada por los participantes, señaló que para estos la motivación principal fue la de tener la opción de activar el movimiento teatral del municipio a través de semilleros en las instituciones educativas, mediante la cualificación didáctica de los docentes, quienes se plantearon la necesidad de readecuar los métodos, programas y espacios de sus prácticas en el aula. Así mismo, se consideró significativo el haber incentivado en el municipio la creación de un grupo profesional, que reunió distintas generaciones en torno al proceso artístico, creativo y cultural de la región, cuyos miembros profundizaron en el desarrollo metodológico de los procesos de creación, comprendiéndolos más y poniéndolos en marcha con mayor autonomía. En el proceso de aprendizaje, cuya secuencia se consideró acertada, se valoró el vínculo logrado entre los ejercicios para el fortalecimiento de la expresividad corporal y la producción de historias para crear la obra. El proceso se cerró con la creación de tres sketches que aluden a historias locales y de la tradición, cuyo hilo conductor lo lleva el baile cantao de Sindy Gutiérrez. Estos se presentarán en septiembre, el evento de cierre de la Expedición Sensorial de 2017 en San Onofre.

Este Laboratorio dejó las siguientes capacidades instaladas: Gracias a la gestión de la maestra local Lina Rodríguez, la Alcaldía Municipal se comprometió a crear una escuela de formación teatral permanente, con el apoyo del Ministerio de Cultura, en la que se implemente un proyecto de formación a los formadores de la educación no formal y formal, con proyección a las instituciones educativas, y se promueva el Encuentro intercolegiado de teatro. Esta idea se empieza a concretar con la organización de una mesa de trabajo con representación de los colegios, para formular un proyecto que se presentará al Programa Nacional de Concertación para el 2018. Otro resultado significativo del Laboratorio ha sido el impulso y orientación que desde este se les dio a 6 grupos de semilleros de niños, jóvenes y mujeres, a saber: Uno, los niños asistentes a la Escuela dominical, con quienes se realizó una presentación en la plaza de san Onofre en el evento Mujeres por la Paz; dos, el grupo de niños de la sede José María Córdoba con quienes se exploraron elementos de la cultura afro como las plantas medicinales; tres, los cuadros vivos que se han venido trabajando en Pajonal, bajo la tutela de un profesor quien ha escrito textos dramáticos; cuatro, la obra de teatro que se está montando en Berrugas, que recoge una investigación realizada por tres personas locales en torno al tema de los juegos de velorio, de la cual existe material audiovisual recolectado de gran valor para la comunidad; cinco, el grupo de jóvenes ambientalistas en el mismo corregimiento; seis, las mujeres del corregimiento de Rincón del Mar que hacen parte de procesos artísticos en la Biblioteca María Mulata y en la Fundación Isamar, que se quieren conformar como grupo para trabajar en la formación en danza y teatro con los niños del corregimiento, y generar oportunidades de proyecto de vida a mujeres jóvenes egresadas de la institución educativa. También en este corregimiento se comienzan a crear semilleros de teatro en cada una de las instituciones educativas.

Para quienes participaron en este Laboratorio, la maestra Coordinadora del mismo fue dinámica y siempre dispuesta a atender sus inquietudes, e implementó una metodología que los docentes pudieron retomar en sus prácticas pedagógicas, siendo también adecuada para la iniciación de grupos de teatro. Se destaca el apoyo en todo sentido de la maestra Coordinadora local.

La mayor recomendación que hicieron los participantes del Laboratorio fue la de crear una escuela de formación teatral en el municipio, donde jóvenes, niños y niñas se involucren y tengan la oportunidad de manifestarse y mostrar sus habilidades y talentos para el teatro. En cuanto al desarrollo del mismo, se propone hacer más investigación sobre los valores de la propia cultura involucrando a las instituciones educativas, comunidades y organizaciones, cuyos resultados se retomen en el teatro. Si bien la bibliografía se consideró buena, se recomienda darles más tiempo a las lecturas y ofrecer más material audiovisual de apoyo. El acceso a medios electrónicos es escaso en el municipio, por lo que no es factible recurrir a los poyos didácticos que se podrían llevar en una USB. Respecto al espacio de trabajo se propone encontrar uno más adecuado, con luz natural y ventilación, en un lugar más público donde se capte la atención de la comunidad, dándose la oportunidad del “despertar de talentos”.

Linea: 
Linea 2